sábado, 29 de agosto de 2009

portugueses en India 1


En los hechos, los portugueses no lograron controlar el comercio de especias en la región asiática y tuvieron que coexistir con la gama de comerciantes que ya operaban en la región mucho antes de que los lusitanos llegaran. La religiosidad católica de los portugueses, impregnada del espíritu de los cruzados medievales, ocasionó un conflicto constante con los comerciantes musulmanes en la región, que impidió a los europeos incorporarse a las redes del intercambio que pretendían dominar.

Para las comunidades locales la presencia europea era sofocante, pero encontraron vías para seguir su comercio. El éxito principal de los portugueses fue la toma de la isla de Ternate en 1520, principal productora de pimienta en las Molucas, en abierta competencia con chinos, indios y malayos, entre otros. Paralelamente intentaron controlar el comercio de pimienta producida en la India, en la costa Malabar. Para intentar ese monopolio echaron mano de la fuerza militar, bloqueando puertos y amenazando o cohechando a los jerarcas locales.

Trataban pues de romper las redes de comercio que habían sido hasta entonces eficientes y relativamente libres. Un ejemplo fue la prohibición del "contrabando de pimienta desde el sureste al noroeste de India, en Gujarat. Un intento vano, pues al final del siglo XVI los portugueses sólo controlaban cerca del 10 por ciento de la producción de pimienta malabar.


Si había competencia dentro de Asia, también existía competencia en las exportaciones de especias hacia Europa. Boxer considera que durante la segunda mitad del siglo XVI se duplicó la producción de especias en Asia y simultáneamente aumentó la demanda en Europa, aunque también los precios se duplicaron y casi se triplicaron. Se ha estimado que la carga anual de las embarcaciones portuguesas alrededor de Cabo de Buena Esperanza alcanzó entre 40 mil y 50 mil quintales en el primer tercio del siglo y posteriormente a 60 mil o 70 mil.

Otras especias como la canela, el clavo, la nuez moscada y el macis, así como el jengibre, representaban entre 5 y 10 mil quintales. A finales del siglo XVI la proporción de las exportaciones portuguesas hacia Europa se había desplomado a 10 mil quintales y el abasto de esos productos llegaba por vía terrestre a través de la vieja ruta del Oriente Medio.

Al inicio del siglo XVII y con la llegada de los holandeses y de los ingleses a la región asiática, la posición portuguesa se deterioró todavía más. Sin embargo, todavía en 1611 se consideraba de manera oficial que el comercio de pimienta era la mercancía básica de la empresa portuguesa en la India, y que tenía un alto nivel de rendimiento comercial.

____________

Philip D. Curtin, op.cit., pp.144-147.
C.R. Boxer, op.cit., pp. 59-60.
Publicar un comentario