sábado, 28 de febrero de 2009

El galeón del Pacífico

Una percepción generalizada acerca del comercio transpacífico es que sólo transportaba tesoros, los galeones de la plata. Sin embargo, una aproximación más objetiva mostraría que el grueso de las mercancías estaba compuesto de textiles, especiería, loza, artesanías, cera. Pero para apreciar las dimensiones de ese intercambio, que fue el primer sistema global de la historia moderna, es necesario señalar que el galeón, además de ser un mecanismo  comercial, también era el vehículo de una asombrosa interacción de individuos, con sus costumbres, anhelos, desdichas y palabras. 

Este blog está dedicado a presentar parte de las riquezas que recorrieron la ruta del Pacífico. Es algo parecido a los arcones del galeón que contenían la seda multicolor procedente de Manila a Acapulco; grandes lienzos de tela doblados cuidadosamente por los chinos para ocupar el menor espacio posible. Por ello se podrán encontrar ensayos históricos, narraciones y noticias, que intentan recrear el colorido y el lenguaje de aquella época. 

El interés de estos textos es ilustrar el momento de formación de la cultura nacional, tanto en Filipinas como en México, pues se trata de un vínculo cultural que se ha oscurecido con el tiempo y el descuido de los historiadores. En este blog se habla de santos, aparecidos y milagros; de comercio, viajes y palabras, que de todo eso se trató el comercio del galeón a lo largo de 250 años en que surcó las aguas del Pacífico. 
Publicar un comentario en la entrada