miércoles, 22 de julio de 2009

Carrera por las especias




Al hablar de la historia de las Filipinas es obligado referirse al comercio de las especias, aunque diversas investigaciones han confirmado que el fenómeno dista un poco de ser tan portentoso como se describía.


A lo largo de 250 años en que operó la ruta del galeón de Acapulco (de 1565 a 1815) fueron transportadas muy diversas mercancías y sobre todo, como se ha subrayado en este blog, personas de todas las condiciones y orígenes que dieron vida a una nueva cultura a ambos lados del Pacífico.
William Lytle Schurtz constituye una autoridad en los estudios del galeón pues con su obra The Manila Galleon, publicada en 1939, logró compilar gran cantidad de información y separarse de una visión colonial, heróica y rosada, que dominaba la historiografía del siglo XIX y principios del XX.
El principal acierto de su obra es colocar en una perspectiva geoestratégica la evolución del comercio transpacífico, al describir las diversas etapas como una sorda lucha entre los poderes coloniales de España y Portugal, así como el arribo a la escena del Pacífico sur de las fuerzas de Inglaterra y Holanda en el siglo XVII. Cabe señalar que su trabajo corresponde a una visión de los nuevos dueños de Filipinas al inicio del siglo XX, los estadounidenses, quienes iniciaron las grandes compilaciones y traducciones de documentos al idioma inglés, fundaron escuelas de investigación histórica y desarrollaron criterios más rigurosos para el análisis de los temas.
Su obra tiene el acierto de colocar el tema de la desaforada búsqueda de las especias por parte de los poderes europeos del siglo XV como el motor de las grandes empresas marítimas que permitieron el descubrimiento de las rutas hacia el remoto rincón de las Molucas. Afirma que “el centro de la acción española en las Indias orientales, el objetivo primero de España fueron las Molucas, o Islas de la Especiería, base del comercio más provechoso en aquel tiempo".

Los viajes de Magallanes y de Legazpi no fueron sino resultado de lo que Colón y sus compañeros habían tratado de hacer y que la barrera del continente americano -las nuevas Indias- les habían impedido.


Sin embargo, para los españoles era un logro tardío, ya que los portugueses, rodeando África, habían ocupado ya lugares estratégicos para el tráfico comercial con el Oriente. Ejemplo de ello: Vasco de Gama alcanzó por vez primera en 1498 el codiciado puerto comercial de Malaca , en la península malaya, a donde llegó desde los dominios portugueses en la costa malabar de la India.
En 1509 Diego Lopes de Sequeira lanzó un ataque militar contra el puerto de Malaca. Entre los atacantes se encontraba el joven Fernando Magallanes. Dos años más tarde el Virrey de India Alfonso de Albuquerque ocupó la ciudad, y desplazó al poder local malayo, lo que permitió a Portugal dominar el comercio de especias. Desde Malaca, Albuquerque envió a Antonio de Abreu al este de las Molucas, fuente de las especias. En el viaje de regreso, Francisco Serrao -amigo de Magallanes y uno de los capitanes de Abreu, descubrió Mindanao y fue el primer europeo que desembarcó en Filipinas. Ello fue en 1512. Ese mismo año los portugueses establecieron una factoría en Ternate, islas Buena Esperanza.
________________
William Schurtz. The Manila Galleon, pp. 46-48.

Publicar un comentario