miércoles, 8 de julio de 2009

El barco perdido (1)

Recordarán los lectores que el 9 de agosto de 2006 tres pescadores mexicanos fueron rescatados de las Islas Marshall, al noreste de Australia, luego de que pasaron meses perdidos en el océano Pacífico. Los náufragos mexicanos habían partido del puerto de San Blas en Nayarit, México, casi cien días antes de que fueran descubiertos a la deriva por un barco pesquero de Taiwán. "Delgados y hambrientos, pero sanos lograron sobrevivir en su embarcación capturando peces voladores y bebiendo agua de lluvia", señalaba la nota periodística de aquel momento (1).


La ruta de los náufragos

Pues bien, 442 años antes, una aventura similar le sucedió a un grupo de 20 marineros mexicanos que fueron a dar aquellas islas, anduvieron dando vueltas desde diciembre de 1564 y regresaron a la Nueva España en agosto de 1665. Se trataba del patache San Lucas, pequeña embarcación de abastecimiento que formaba parte de la flota de Legazpi rumbo a Filipinas.

La narración del comandante Alonso de Arellano y Lópe de Martín, que reproduciremos enseguida, habla de que estuvieron buscando al resto de la flota en los alrededores de Filipinas del 29 de enero hasta el 22 de abril de 1565. Para algunos historiadores esto es poco creíble, pues resulta extraño que ninguna noticia de su estancia en la zona se filtrara hasta los oídos de Legazpi en esas casi nueve semanas.

La tripulación del patache habría descubierto ocho islas en las Marshalls y las Carolinas, de las cuales el descubrimiento más notable fue Truk. Su embarcación regresó a la Nueva España antes que la Urdaneta, pero ello no significa que el comandante Arellano fuera el descubridor de la Tornavuelta, sino una curiosidad sin efectos en la definición de la ruta náutica.
_________________
(1) El Universal, México, martes 15 de agosto de 2006.
(2) O.H.K.Spate The Spanish Lake. The Australia National University EPress, 2004, pp 104-105.
Publicar un comentario