domingo, 21 de junio de 2009

Barberos (3)

El conflicto entre barberos novohispanos y asiáticos en la ciudad de México perduró durante años y, muy al estilo mexicano, se empantanó en largo procesos legales.

En 1650, en respuesta a las constantes quejas por parte de los barberos españoles (o novohispanos), un nuevo gobierno decidió establecer normas para la designación de permisos para barberos a través de una comisión reguladora, claramente destinada a evitar la proliferación de los barberos chinos.

Bueno, ahora se establecen foros parlamentarios para resolver estos dilemas públicos.

Lo curioso de la disposición es que la titularidad de la comisión se asignaba al mejor postor, quien debía administrar justicia con la recaudación de multas a los infractores del decreto de 1636. Por consecuencia, se pretendía sancionar directamente a los barberos chinos. Se tiene noticia de que Joseph Barenguel fue el primer titular de la comisión contra los barberos chinos (1)

La posición de administrador de esta comisión fue suficientemente lucrativa como para mantenerse hasta los años sesenta de ese siglo, debido a la cantidad de barberos chinos que trabajaban dentro y fuera de la ciudad de México, ahora en condición de ilegales. Sin embargo, hacia 1667 la comisión languideció, como lo atestigua el flebotomista Miguel Conde, quien envíó un memorial al virrey Marqués de Mancera pidiendo, con los mismos argumentos esgrimidos décadas anteriores, que se reactivara tal comisión. Tres años más tarde, en 1670, el propio Miguel Conde obtuvo la titularidad de la organismo sancionador.

¿No parece una historia conocida, similar a la actual picaresca política?

Aparentemente no hay más información en archivos sobre el destino de la mencionada comisión, lo que podría indicar que desapareció ya al final de aquel siglo.

Sin embargo.... existen registros de que todavía en 1812 los barberos chinos trabajaban abiertamente en la capital de México. Las cosas cambiaron con el afrancesamiento de México y los barberos cambiaron de nombre para convertirse en peluqueros, para limpiar y cuidar pelucas.

__________________

Jonathan I. Israel. Razas, clases sociales y vida política en el México colonial, 1610 - 1670. FCE México, 1980. pp. 83 - 84. Edward R. Slack. The "Chinos" in New Spain: A corrective Lens for a Distorted Image. Journal of World History, University of Hawaii Press, Vol. 20, Núm. 1, marzo 2009, pp. 44-45.


Publicar un comentario