sábado, 17 de abril de 2010

Franciscanos

Con frecuencia se alaba la labor de los misioneros jesuitas en Asia, sobre todo por la emblemática travesía de Francisco Javier, el santo misionero por excelencia. No obstante, la orden franciscana tuvo un importante papel que llevó a una vinculación estrecha la obra educativa y de propaganda religiosa en América y Asia.

En la perspectiva franciscana existen raices sobre el concepto misionero que se remotan a la edad media, época de su fundación en Europa (Francisco de Asís, 1182-1226). En aquél período dió inicio el contacto misionero europeo con Asia. Giovanni di Pian Carpine y Guillermo de Rubruk, franciscanos , llegaron a las puertas del imperio chino.


La imagen de los 12 franciscanos que llegaron el 13 de mayo de 1524 a San Juan de Ulúa, en Nueva España. Portada de la catedral metropolitana de la ciudad de México.


Los primeros franciscanos que llegaron a México contaban como cabeza de misión a fray Martín de Valencia, superior de la provincia de San Gabriel, acompañado por Francisco de Soto, Martín de Jesús (de la Coruña), Juan Suárez, Antonio de Ciudad Rodrigo, Toribio de Benavente (Motolinía), García de Cisneros, Luis de Fuensalida, Juan de Ribas, Francisco Jiménez. Además, dos frailes legos, Andrés de Córdoba y Juan de Palos.

Martín de Valencía trataría de realizar alrededor de 1534 la primera expedición misionera en tierras asiáticas desde la Nueva España, pero fracasó en su intento, por falta de recursos y por su excesiva edad. A pesar de ese fracaso, el deseo de "conquistar China" en el aspecto religioso siguió siendo un "ardoroso deseo" de muchos misioneros que pisaron territorio americano.

Publicar un comentario