jueves, 29 de abril de 2010

Contratiempo

Aún con la más moderna tecnología, las embarcaciones contemporáneas enfrentan las eternas situaciones meteorológicas que dificultan la navegación. Si acaso, ahora es posible preveer el clima y ubicar las naves vía satélite, pero la fuerza de los vientos obliga a buscar refugio y a cambiar de planes.

Esto es lo que sucedió entre el 28 y el 29 de abril al galeón Andalucía, al que los vientos en la zona del Mar Rojo, frente al cuerno de África, le ha obligado a buscar abrigo en el puerto de Sudán.

En cuanto se reanuden las condiciones de travesía, la nave reiniciará su recorrido y hasta el momento no se espera un retraso para su arribo a China. De inmediato tomará rumbo al estrecho de las lágrimas, un espacio de poco más de 30 kilómetros que separa África de la península Arábiga. En árabe es conocido como Bab el-Mandeb, traducido también como puerta de las lamentaciones. Un romántico nombre que recuerda el dolor de los naufragios que han sucedido en la zona.

Suerte a los navegantes.
Publicar un comentario