sábado, 2 de diciembre de 2017

Las Filipinas en España

Del 30 de junio al 15 de octubre, el Museo Nacional de Antropología de Madrid presentó la muestra "Filipinas en el Parque de El Retiro en 1887". En ella se recuperan imágenes sobre la exposición que fue presentada por aquellos años del último período de la dominación española en el archipiélago asiático. Se trata en el fondo de una revisión crítica del pensamiento colonial de la época y de los conocimientos que España poseía sobre la  naturaleza, la cultura y la diversidad étnica de las islas filipinas, al cabo de más de 300 años de dominación.


"La vendedora de Lanzones" 1875
Feliz Resurrección Hidalgo y Padilla (1855 -1913)
Depósito del Museo del Prado


"El pescador de Sacang" 1875
Feliz Resurrección Hidalgo y Padilla
(1855-1913)
Depósito del Museo del Prado

Muy al estilo de las exposiciones universales del siglo XIX, en la cúspide del colonialismo europeo, se presentaban muestras sobre los territorios de "ultramar", en los que se mezclaban los frutos y supuestos beneficios de la dominación europea, con las observaciones de los primeros antropólogos, biólogos y lingüistas que, influidos por el positivismo, estaban interesados en investigar la variedad de pueblos no europeos. Las exposiciones eran una manera de enseñar las posesiones, incluyendo las coloniales.

La muestra del 2017 es, como señala el catálogo, "una reflexión a través de fotografías y objetos  (...) muy alejada en el tiempo y en las mentalidades." Más de 130 años después la intención no es conmemorativa, sino de reflexión sobre la manera que se presentó a Filipinas al público europeo.

Una novedad de la exposición de 1887 fue el trabajo fotográfico realizado por Jean Laurent y Cía. pues la imágenes " transmiten tanto una visión monumental como antropológica" al tiempo que muestran la forma en que se organizó la exposición. Varias imágenes fueron tomadas en Filipinas, recogiendo su ambiente supuestamente exótico y atrasado, para contrastarlo con la idea de modernidad y progreso que ofrecían la industria y el comercio. Las fotografías de estudio son particularmente atractivas porque reflejan, al estilo de la época, una teatralización de los sujetos retratados, en poses tribales o de habitantes de la ciudad.



"Grupo de Igorrotes de Benguet-Tinguianes con su jefe Ismael Alzate, muerto después por estos igorrotes en Filipinas." Anotación de Manuel Antón. Foto: Fernando Debás Pujant, 1887.

El cambio de indumentaria hace pensar que se trata de personas distintas
Foto: Fernando Debás Pujant, 1887

"La siesta", 1884
Miguel Zaragoza y Aranquizna (1847-1923)
Depósito del Museo Reina Sofía

En el mismo recinto, fuera de la exposición, me llamó la atención la siguiente fotografía, titulada "Frailes dominicos acompañados de un grupo de niños filipinos" que forma parte del álbum de la Provincia de Cagayán.


Publicar un comentario