lunes, 22 de diciembre de 2014

Paoay

Para continuar el recorrido por iglesias sembradas en las comunidades indígenas de Ilocos, en Filipinas, les invito a conocer dos de las mejores construcciones, que muestran la calidad del trabajo y la conservación. 

Paoay

Este espléndido monumento encierra un atractivo especial, pues la conservación del edificio se ha dado manteniendo límpio el enorme atrio y con acceso a las murallas laterales. Es una agradable sorpresa ver la iglesia que puede recordarnos Mérida, Oaxaca o Acolman en México. Les ofrezco algunas vistas.








Santa María y el mar

Al sur de Vigan se encuentra una de las mejores construcciones, elevada unos diez metros sobre el nivel del mar, Santa María, que conserva la estructura original del siglo XVII, aunque su origen se remonta a 1572, también por obra de Juan de Salcedo.













A pocos kilòmetros de Santa Maria se encuentra San Esteban, un lugar fortificado que servía para proteger el paso del Galeón de Manila antes de llegar a la punta extrema de Cabo Bojeador. El mar azul contrasta con la torre blanca que alguna vez sirvió para alertar sobre la llegada de piratas o ejércitos enemigos. Sin embargo, poco pudo contra ingleses y holandeses que atacaron Filipinas desde el siglo XVII. Frente a esta costa se levanta el insondable atractivo de China y sus vecinos del Sudeste de Asia.



Publicar un comentario