martes, 7 de febrero de 2012

Procesión

La colección de pinturas dedicadas a la procesión del Corpus Christi que se encuentra en el Museo Arzobispal de Cusco es particularmente valiosa porque muestra la variedad cultural en la vieja capital incaica. Las élites indígenas participaban activamente en la celebración, en una ciudad acostumbrada ya al régimen religioso. 

Un cacique indígena, tuerto, que va al frente del carro de San Cristobal


San Sebastián  y detalle con guacamayas


Las confraternidades de San Juan Bautista y San Pedro




Los jesuitas


Santa Rosa de Lima, conocida como La Linda


La Ultima Cena muestra un altar con figuras que alternan con flores y pinturas de personajes de la época. Lo interesante también es el público que observa tanto a los adornos como al pintor. 
Publicar un comentario